Taxi

Taxi no se coge por la calle en Rusia

En Rusia no se puede coger el taxi en la calle levantando la mano. Hay que pedir el servicio en la recepción del hotel, llamando directamente a la empresa de taxi o utilizando plataformas online o aplicaciones móviles. Esto está relacionado con el hecho de que no existe taxi público en Rusia. Todas las empresas son del sector privado.

Servicio de confianza

En todas las ciudades organizadoras de la Copa Mundial de 2018 funcionan compañías de taxis oficiales. Ellos tienen su propia flota de vehículos, que pasan la revisión periódicamente y tienen un permiso para operar. Por ejemplo, en Moscú hay cerca de 60 mil de taxis oficiales (es decir, un coche por 209 personas), y esta cifra es mayor que en Nueva York, París o Madrid.

¿Cómo reconocer a un taxi?

Todos los taxis oficiales tienen que tener una linterna amarilla o naranja en el techo y símbolo de casillas.

Aun así, hay empresas cuyos coches llevan solamente el logotipo de la marca, por la que se puede reconocerlo.

Tarifas

El precio se calcula en base de los kilómetros recorridos o del tiempo de viaje. Algunas compañías dicen el coste del viaje con antelación por lo que la tarifa será fija. Todos los operadores tienen una cantidad mínima a pagar por del viaje – en Moscú y San Petersburgo, por regla general, son 99-300 rublos. Los cargos adicionales tienen le retraso de pasajeros y los viajes fuera de la ciudad.

El precio medio del viaje de 30 minutos en Moscú saldrá a 500 rublos durante el día y 600 rublos por la noche.

Métodos de pago

Muchos taxis aceptan pago en efectivo. Si se quiere pagar con tarjeta, hay que avisarlo a la hora de realzar el pedido. En el caso de hacer la reserva con la aplicación móvil, por lo general el pago es online. Dejar una propina al conductor no es algo común. Los conductores pueden ayudar con la carga y descarga de equipaje, pero no está entre sus funciones.

El tiempo de espera en el aparcamiento de pago o los viajes realizados en los peajes se carga al cliente.